fbpx

Casi sin saber lo que era una Postboda y sin haber estado nunca en París allí nos fuimos. Una pareja de locos, Ana, madre de la mitad de esa locura y yo.

Me sentía tan pequeño, nervioso, nuevo, feliz, ilusionado, era el más afortunado del mundo. Nunca imagine que estaría en una ciudad así con unos de mis mejores amigos, era como un sueño del cual ahora mirando atrás te das cuenta de lo que aquella experiencia supondría.

Más de tres años ya y lo recuerdo como el primer día.

Celi y Kiko, París, sep 2015.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Abrir chat